Desde ayer, los brasileños pueden enviar y recibir dinero de sus contactos sin salir de la aplicación más usada en los móviles del país: WhatsApp. El popular servicio de mensajería, que también es la aplicación de chat más usada en Venezuela, anunció en febrero su intención de desarrollar un sistema de transferencia de dinero entre usuarios complementario al que ya funciona en otras de las plataformas de Facebook.

Cómo funcionan los pagos con Whatsapp

Como puedes ver en el vídeo oficial, para enviar dinero a otro usuario simplemente deberás pulsar el botón del clip, el mismo que sirve para adjuntar documentos, audios, fotos o, desde hace unos días, crear salas de Messenger Rooms. Una vez pulsado el botón de la función de pagos, simplemente tendrás que escribir la cantidad a enviar y escribir tu PIN de Facebook Pay.

 

Esta nueva función no sólo permite mandar dinero a un amigo, sino también pedirlo. Las transferencias entre usuarios son gratuitas pero a los comercios Facebook les cobrará una comisión comparable a las de una transacción de tarjeta de crédito. El saldo acumulado de las cuentas se podrá transferir a una cuenta bancaria sin coste alguno y rellenar con una transferencia o una tarjeta de crédito o débito.

Aunque de momento es un sistema independiente, los pagos de WhatsApp están edificados sobre la plataforma Facebook Pay y esto permitirá, en el futuro, que un comercio pueda recibir pagos de sus clientes a través de varios canales, como Instagram, Facebook Messenger, la página oficial del negocio en Facebook o esta aplicación de mensajería.

Las opciones para enviar dinero y realizar compras por medio de WhatsApp no tienen coste para los usuarios individuales, y podrán realizar sus pagos sin abandonar el chat, sin embargo, las empresas pagarán una tarifa del 3,99% por procesar el pago.

Se pulsa en el icono del clip, se selecciona la opción para realizar pagos, indicamos cuánto queremos pagar (o cuánto queremos que nos paguen), añadimos una nota si lo deseamos y enviamos al contacto en cuestión que aparece claramente indicado en la interfaz. Demandar un pago funciona exactamente igual, solamente que después de seleccionar la opción de pagos deberemos rellenar los datos en la pestaña destinada a las peticiones de dinero.

Desde WhatsApp aseguran que la información de las tarjetas que se vinculen al servicio es privada y está cifrada; en ningún momento se compartirá con los comerciantes que puedan cobrar servicios o productos empleando este método.

Por otro lado, la seguridad pasará por la utilización de un código pin de Facebook Pay o de los datos biométricos del dispositivo, como la huella dactilar o el reconocimiento facial. Todos los datos sobre el estado de las transferencias y sus detalles aparecerán en las conversaciones en las que tengan lugar las transacciones con el objetivo, dice WhatsApp, de que todo lo encontremos en un mismo lugar. El histórico de los pagos, además, podrá consultarse en la configuración de este sistema.

Fuente https://about.fb.com/news/2020/06/whatsapp-payments-brazil/